La amistad en los niños autistas



¡Qué difícil es tener amigos! Pudiéramos contar con los dedos de las manos las personas que nos siguen toda la vida. Imagínese entonces, cuánto más difícil es para un niño autista el fomentar desarrollar y conservar las amistades de por vida.

El trastorno del espectro autista (TEA) afecta mayormente la socialización y la comunicación del niño. Tener amigos es un gran desafío para la comunidad autista. Es necesario que los padres, familiares, educadores, líderes y comunidad en general pongan como una meta importante desarrollar amistades.

Una vez que el niño autista puede establecer una relación de amistad con los compañeros de su edad, esas amistades le seguirán toda la vida.

Los individuos que están dentro del espectro autista tienen sentimientos como los demás seres humanos. Muchas veces esos bellos sentimientos de los niños jóvenes y adultos especiales son mal interpretados por la comunidad ignorante robándole la oportunidad de socializar efectivamente y hacer amigos valiosos.
“El amigo siempre es amigo, y en los tiempos difíciles es más que un hermano” (Proverbios 17:17 TLA).
Dejaré a tu alcance 8 actividades para trabajar con tu hijo para desarrollar amistades.
  1. Que tu hijo mencione todos los días los nombres de los compañeros de clase y los nombres de los maestros.

  2. En ocasiones especiales como: cumpleaños, el día del amor y la amistad, graduaciones, días feriados fiestas patronales, etc., prepara con tu hijo tarjetas regalo con el nombre de cada compañero de clase y un detallito especial.
  3. Es muy divertido organizar y participar de un “Pizza Party” en tu hogar invitando a sus compañeros de clase. Puedes ser tú el primero que rompa el hielo y organizar en tu casa la mejor fiesta de pizzas para los amigos de tu hijo especial. Recuerda incluir globos donde tu hijo escriba el nombre de cada amigo.

  4. Otras actividades sociales como: ir al cine, a la iglesia, al parque, al supermercado, al gimnasio, al centro comercial, a un partido de fútbol, etc., también traerá muchos recuerdos lindos.

  5. Toma fotografías de todas las actividades y prepara un hermoso álbum de recuerdos de la actividad con tu hijo y anota cada nombre de las personas que estuvieron allí.

  6. En un pizarrón, o dispositivo electrónico haz que tu hijo escriba o mecanografíe los nombres, apellidos y edades de cada uno de los compañeros de clase. Haz diferentes preguntas sobre sus amigos como: si hoy lo vio en la escuela, si llevaba su mochila, si se sentó a su lado, si le gusta la música. Verifica antes de hacerle la pregunta a tu hijo de que ya sepas las respuestas de antemano para entonces asegurarte que concuerda con lo que realmente sucedió.

  7. Compartir deportes, juegos de mesa, partidos de fútbol, básquetbol, nadar caminatas, los encuentros pueden organizarse de tal manera que el niño pueda fomentar la amistad.

  8. Permítete y permítele a tu hijo ser parte de la comunidad y tener una vida de calidad con sus seres queridos.

¡Tú puedes hacer la diferencia! Cada vez más la sociedad se sumerge en la soledad de su círculo narcisista. No bloquees las oportunidades de que los autistas bendigan e impacten la conciencia de nuestra generación. Ellos son los seres más puros y maravillosos del planeta. La confianza, el amor, el consuelo, el respeto y la compañía son algunos de los sentimientos que provoca la amistad. Y los niños autistas merecen dignamente su oportunidad. ¡Todos necesitamos amigos en la vida! Comienza hoy con abrir tu corazón y mostrarte amigo. Verás muy pronto la recompensa.

Puedes acceder a toda esta revista en forma gratuita aquí: Edición 27


Publicación más antigua